Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.
Si continúas navegando en esta página o haces click en la página,
consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies.
  
5229
¿Por qué?
¿Mi clave?
  LOGIN  
Web/Blog y Red Social de
MANUEL ALBA




malba.worldofgalina.com

Reactiva tu Web/Blog, con una de las 2 opciones:
  • Haz  LOGIN   y entra en tu PANEL DE CONTROL.

    Tu web se reactivará gratuitamente para los siguientes 30 días


  • O hazte  Amigo de los Arboles   y se reactivará para 1 año

    Coste de activación: 35 € para un año

    Setup Digital dedicará el importe de renovación al proyecto ADLA de Amigos de los Arboles
EN ESTE MOMENTO:
SOLO LAS FUNCIONES BASICAS SON OPERATIVAS


FUNCIONES MOVIL
  • Mensajes
  • Foro
  • Contacto mensaje

ORDENADOR Y TABLETA

FUNCIONES OPERATIVAS
  • Mensajes
  • Foro
  • Contacto mail
  • Contacto mensaje
  • QR
CUANDO ACTIVES TU CUENTA:
DISPONDRAS DE TODAS LAS FUNCIONES

Podrás gestionar y publicar en tu propia web

  • Productos
  • Noticias
  • Eventos
  • Reservas
  • Artículos
  • ...
Podrás gestionar tu propia comunidad de usuarios

  • Corresponsales
  • Suscriptores
  • Clientes
  • Contactos
  • Delegaciones
  • ...

Gestionar y publicar

  • Ofertas
  • Promociones
  • Novedades
  • Albumes de fotografías
  • Anuncios en 96 portales web
  • ...
Dispones de

  • Mensajería instantánea ordenador tableta y movil
  • Tu propia red social en tu propia web
  • ...
Contactos
Suscriptores


Mis contactos



Patrocinadores
Imagen y semejanza


Observando la naturaleza primaria de ese ser humano que se cree evolucionado por el concurso de la técnica y los medios a su alcance sin percibir que, muy al contrario, su capacidad de racionar, de pensar, discurrir y actuar se va mermando en la medida en la que los mecanismos y los medios tecnológicos van acaparando funciones que deberían seguir siendo exclusivas del ser humano, veo que nada luce nuevo bajo el sol.

Tras las nuevas tecnologías, tras sus creadores y manipuladores, se esconde una alienación brutal, un adocenamiento absoluto, de la individualidad plena del hombre… Con la excusa de facilitar la existencia, de generar comodidad y descargar funciones, de estar más comunicados, de alcanzar mayor libertad personal para gozar de más ocio, de más tiempo libre, se ha esclavizado a gran parte de la humanidad, se la ha hecho despojarse de su libertad y someterse al control más esclavista que jamás se alcanzó a conocer…. Y esa masa estúpidamente conforme se encuentra tan vibrantemente pletórica ante la situación que es lo más parecido a aquel populacho que a la vuelta de Fernando VII, el peor, hasta el momento, de los Reyes de la Casa de Borbón, gritaban contra el liberalismo al la voz de “vivan las cadenas”. Para mí, todo esto, es una cuestión religiosa.

Dicen que tengo una tendencia obsesiva a considerar que todo fenómeno sociológico contemporáneo responde a pautas y a formas de morfología religiosa en el peor de los sentidos, pero no he de cejar en ese empeño al constatar que esta sociedad en la que vivo involuciona, involuciona a tiempos bíblicos en los que la libertad dependía de la voluntad divina interpretada por los ungidos, la casta elegida.

¿Acaso no hay hoy, como entonces, en nuestra agónica civilización occidental un pueblo elegido por una divinidad abstracta y a la vez concretizada cuya voluntad la interpreta una casta sacerdotal de elegidos?, ¿Acaso no hay una permanente amenaza al disidente de ser expulsado del Paraíso por contravenir a la deidad?.... No nos engañemos, estamos en un estadío de involución próximo a los textos del libro del Génesis.

“Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza…. Y creó Dios al hombre a su imagen y semejanza, a imagen de Dios los creó: varón y hembra los creó” (Gén.1, 26-27)

¿Quién creó a quién?, ¿acaso no fue el hombre quien se hizo un Dios a medida?. No cualquier hombre sino la casta de elegidos que habrían de imponerse a los demás, a los muchos e informes, la casta sacerdotal que no solo se imponía sino que imponía su antropomórfico prototipo de Dios, padre y tirano, bondadoso o verdugo según viniese el interés… Dictador de unos valores a medida de las necesidades del poder… ¿No es eso lo que pasa en nuestros días y en nuestro mundo?.¡Hasta en el propio texto bíblico se resalta una contradicción permanente que trató de ser justificada teológicamente por todas las religiones monoteístas!. Todos los exégetas judíos, cristianos y musulmanes han tratado de dar explicación durante siglos a ese plural que rompe la idea de unidad divina: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza”.

Desde la interpretación forzada del término “elohim” , plural inequívoco, como un uso mayestático difícilmenteexplicable en la lengua hebrea, hasta la quebradiza fórmula exegética de pretender entender que ese plural es una referencia de la deidad a sus propias y plurales manifestaciones dentro de su individualidad indivisible, plena y completa, todo ha sido controvertidamente forzado al respecto… Y aún pervive esta cuestión, que no sería importante si fuese un tema meramente de historia o de exégesis bíblica.

Los hombres que hicieron a Dios a suconvenienciatemieron siempre que la divinidad creada tomase autonomía en la masa y se “independizara” de la casta que dirigía con mano firme a los sumisos creyentes en la voluntad que les decían que provenía de ese ser. Este temor a perder el control es conjurado imponiendo el terror y por eso ha de expulsar a los míticos primeros humanos creados de aquel no menos fantasioso Paraíso por habercomido la futa del Arbol de la Ciencia, del Bien y del Mal,y en prevención de que llegasen más lejos:

“Y dijo el Señor: Ved ahí al hombre que se ha hecho como uno de nosotros, conocedor del bien y del mal; no vaya ahora a alargar su mano, y tome también del fruto del árbol de la vida, y coma de él, y viva para siempre” (Gén. 3, 22).

El hombre hecho a imagen y semejanza de Dios no convenía que fuese igual a Dios, a ese ser creado por la casta que debía controlar la situación, no debían acercarse en su semejanza esa divinidad y el hombre, y no se olvide que en este texto también subsiste ese plural. ¿A quién se dirige la divinidad, quienes son esos “nosotros”?.La contradicción se resuelve siglo tras siglo desde la imposición de dogmas que relativizan la esencia de la cuestión: El hombre hecho a imagen y semejanza de Dios no puede aspirar a ser igual a Dios, a pesar de que de vez en cuando se le ofrezca la expectativa que resultará permanentemente una tentativa inidonea, cuando se vaya dando la ocasión, en los momentos de crisis: ¡Son las promesas políticas de los nuevos paraísos, de los grandes logros colectivos!. En la Biblia hebrea hay un texto que fue edulcorado debidamente en la de la Iglesia Católica:

“Habló Yáhjw´hj(Dios) a Moisés diciendo: Habla con toda la congregación de los hijos de Israel y diles:kadosch(supremamente santos)seréis porque kadosch soy Yo, Yáhjw´hj, vuestro Dios). (Lev.19,1-2).

(El texto católico dice: “Sed santos porque yo, el Señor, vuestro Dios, soy santo”).

¡Bonita promesa democrática, igualitaria, exhortativa al equívoco cuando el que la emite, el intermediario portavoz de la voluntad divina, precisa que se crea en esa igualdad ficticia que, por otro lado está vetada, por temor que todos sean iguales de divinos y, consecuentemente, se cumpla la identidad de imagen, la semejanza!.

En este tipo de cuestiones, como en otras muchas, constato que nuestra sociedad mantiene esa misma pauta de dirigismo manipulado, y que, en el fondo, hasta la propia partitocracia falsamente llamada democracia es en realidad una teocracia…

El Dios de los tiempos presentes tiene un control de la memoria, del entendimiento y de la voluntad de la masa mayor y más sofisticado que en aquella antigüedad que nos parece tan remota… Y por el mismo concepto de divinidad se sigue dominando a la informe y amorfa masa, por un Dios que cada cual debería de ir descubriendo cual es… y por el temor de esas castas que hoy dominan nuestra caduca civilización se generan nuevos dogmas, se explota el concepto de bien y de mal e incluso se lucubran promesas de inmortalidad… ¡También por los mismos motivos se lucha, de mata, se desvastan regiones enteras en competencias de dioses y castas…..!

Afortunadamente mi Dios, en el que yo creo, es inhumano, no porque sea cruel y represor, brutal y destructivo sino porque no lo concibo…no lo alcanzo a pensar, a imaginar, a entender… Sé que es, pero no sé cómo es, si bien me aproximo a Maimónides en cuanto que no sabiendo como es, no le puedo atribuir cualidades positivas… solo puedo ir alcanzando a conocer progresivamente que es lo que no es… ¿Qué necesidad tiene mi Dios de ser antropomórfico y tener ojos, manos, pies, sentidos..? ¿Para que los querría?

¡Hasta en eso soy raro!: Creo en una divinidad inexplicable, inasumible, inalcanzable, sin forma concebible, y, desde luego sin liderazgo político, sin vocación partidista y doctrinaria, ni interés, por decirlo de algún modo, de asemejarse a los que lo limitan, enlatan, encasillan y utilizan a su antojo!


Manuel Alba
Tel: () -
Email: abogadoalba@hotmail.com
Poblacion: Marbella
Mi Web/Blog
- Mis imagenes
- Mis eventos
- Mis articulos
- Mi comunidad
- Mis enlaces
- Mi codigo QR
- Mi curriculum
- Registro de contactos
- Contactar
Textos legales
Servicios
- Ayuda
- Booking
- Guia de usuarios
- Foro global
- Inmobiliaria



Visitas totales: 94917 | Visitas de hoy: 525