Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.
Si continúas navegando en esta página o haces click en la página,
consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies.
  
5229
¿Por qué?
¿Mi clave?
  LOGIN  
Web/Blog y Red Social de
MANUEL ALBA




malba.worldofgalina.com

Reactiva tu Web/Blog, con una de las 2 opciones:
  • Haz  LOGIN   y entra en tu PANEL DE CONTROL.

    Tu web se reactivará gratuitamente para los siguientes 30 días


  • O hazte  Amigo de los Arboles   y se reactivará para 1 año

    Coste de activación: 35 € para un año

    Setup Digital dedicará el importe de renovación al proyecto ADLA de Amigos de los Arboles
EN ESTE MOMENTO:
SOLO LAS FUNCIONES BASICAS SON OPERATIVAS


FUNCIONES MOVIL
  • Mensajes
  • Foro
  • Contacto mensaje

ORDENADOR Y TABLETA

FUNCIONES OPERATIVAS
  • Mensajes
  • Foro
  • Contacto mail
  • Contacto mensaje
  • QR
CUANDO ACTIVES TU CUENTA:
DISPONDRAS DE TODAS LAS FUNCIONES

Podrás gestionar y publicar en tu propia web

  • Productos
  • Noticias
  • Eventos
  • Reservas
  • Artículos
  • ...
Podrás gestionar tu propia comunidad de usuarios

  • Corresponsales
  • Suscriptores
  • Clientes
  • Contactos
  • Delegaciones
  • ...

Gestionar y publicar

  • Ofertas
  • Promociones
  • Novedades
  • Albumes de fotografías
  • Anuncios en 96 portales web
  • ...
Dispones de

  • Mensajería instantánea ordenador tableta y movil
  • Tu propia red social en tu propia web
  • ...
Contactos
Suscriptores


Mis contactos



Patrocinadores
La imputación de un juez


¡Han imputado a un Juez!... La noticia salta a la prensa de forma mucho más contenida que si se tratase de un político o de un banquero… y ahora seguirá la retahíla típica de estos casos… Supongo que se formará una plataforma de apoyo al imputado, una plataforma de linchamiento  al imputado, unas opiniones políticas de los unos y los otros, una manifiesta expresión de indignación por parte de los que las resoluciones o decisiones que hayan podido causar la imputación les fueron favorables y un exaltado canto a la fuerza y la seguridad que da la Justicia por parte de los que, resultando desfavorecidos por las actuaciones judiciales, se ven satisfechos con los acontecimientos.

 ¡El circo, el pan y el circo de Juvenal mueve nuestra cotidianidad!. En estas semanas han sido dos Jueces los que se ven en aprietos, y ello demuestra no que la Justicia sea igual para todos, cosa que no se la cree ningún jurista con medianas luces, sino que algo debe estar muy mal cuando los casos en los que se ven implicados miembros del Tercer Poder salen a relucir. De cualquier modo, la irrupción de ese fenómeno del protagonismo mediático y d la salida en la pantalla o en el periódico ha causado mucho daño a la Justicia, aunque nadie lo quiera reconocer… Esa irrupción  estelar de algunos Jueces  en la popularidad mediática ha generado ambiciones y ha producido controversias, celos y disputas que aunque trascienden pocas veces, se acaban conociendo, y pienso que nos queda mucho por ver y saber al respecto.

 Partiendo de la base de que todo ciudadano tiene derecho a la presunción de  inocencia, es en este tipo de casos cuando los colectivos asociativos de  los Jueces la reclaman con más ahínco,  aunque en la vida real vemos como todo ciudadano es sospechoso de algo, y como toda persona que es  imputada pierde el derecho a la presunción de inocencia de la mano de los programas informativos de televisión o radio, de los periódicos y de los medios de comunicación digitales, porque los juicios paralelos, esa terrible realidad que día a día se constata, son la tónica general y se ven fomentados por los políticos, los sindicatos, los colectivos de todo tipo que surgen a tenor de cualquier tema un poco escabroso y noticiable….

 Que se impute a un Juez de un delito debería ser tónica d normalidad en una sociedad que dice que es democrática, como que se impute a cualquier otra persona, pero aquí no estamos en una sociedad democrática sino en una tiranía partitocrática…  Hemos vivido programas en directo de los medios de comunicación porque una señora, sea quien sea, hija de quien sea, va a declarar…. Vivimos exclusivas de filtraciones de sumarios, vivimos declaraciones diarias de quienes salen del Juzgado con una obligación profesional, moral y ética de no airear lo que pasa dentro, vivimos un permanente protagonismo de los que se apuntan a cualquier asunto bajo denominaciones tales como “portavoz de la familia” , “portavoz de la plataforma de apoyo”, etc…. ¡Un auténtico circo!

Pero, además, estos casos de imputaciones y procesos contra Jueces son peculiares porque en el fondo el riesgo que corren es muy relativo. Con independencia de la levedad de las penas que se les pueden imponer por los delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones, además, en el peor de los casos, si el imputado es condenado e inhabilitado, va a ser inmediatamente recolocado, generalmente en el gremio al que pertenezco: La abogacía.  Si repasan los casos de antiguos jueces que han sido inhabilitados, que no son muchos, de momento, verán que todos han sido después abogados y no del tipo modesto sino a lo grande. Y en lo referente a las condenas que puedan sufrir no voy a hacer aquí, por no cansar, un análisis pormenorizado de las posibles penas que puedan aplicarse a los Jueces pero si hago constar que si un ciudadano cualquiera retiene a otro contra su voluntad, le priva de libertad o le impide hacer uso de su patrimonio, las penas que le podrían acarrear son infinitamente más  duras que a un Juez que, por ejemplo, dicte un auto de prisión, mantenga en prisión  o condene a prisión a alguien, indebidamente y a sabiendas, o que embargue el patrimonio de alguien en iguales circunstancias…

 El que un Juez pueda cometer un delito de prevaricación es gravísimo y sus consecuencias son alarmantes y peligrosas  para la sociedad, pero no tanto para él, por lo que no estaría de más que en ese afán de endurecer penas y crear nuevos tipos delictivos se mirase este tipo de asuntos con el rigor preciso, endureciendo las penas con arreglo a la gravedad que suponen este tipo de conductas para la sociedad y para el Estado, extendiendo la inhabilitación al ejercicio de determinadas profesiones, relacionadas al fin y al cabo, con la Justicia, algo que sería muy asno porque impediría, además, que surgiesen sombras de  cualquier sospecha de influencias o favoritismos. Es un tema delicadísimo porque los tiempos que corren son difíciles,  y deberían tomarse medidas que no solo garanticen más la percepción de imparcialidad de la Justicia por parte del ciudadano sino el buen ejercicio de la función jurisdiccional. No se podrá creer en la Justicia mientras que se permita que se califiquen  a los Jueces como conservadores o progresistas, como de derechas o de izquierdas sin que nadie ponga coto, empezando por ellos mismos, no se puede tener fe teológica en la Justicia mientras que haya gente alardeando por determinados ambientes, para demostrar prestigio o incluso captar adhesiones y, en su caso, clientela, de sus amistades con Jueces y su influencia sobre ellos.  Puede que se considere mi postura muy dura e intransigente, pero esta es la realidad del día a día y  así la vivimos muchos profesionales del Derecho. Hace veinticinco o treinta años eran muy escasas las ocasiones en las que alguien decía que podría ayudar a alguien por ser amigo de un Juez, y quien se aventuraba a tales manifestaciones corría el riesgo de ser fulminado, ahora es excesivamente frecuente este tipo de comentario, y se hacen oídos sordos. Cierto que son otros tiempos, pero la labor del Juez sigue siendo la misma.

 Urge, a mi entender, una profunda reforma del sistema, que imponga un control social efectivo de la Justicia, algo  que se  conseguiría con un sistema de ingreso en la Carrera Judicial en el que el ciudadano pueda decir algo, al modo sajón, y con la adjudicación de la competencia para juzgar a los Jueces por parte del Tribunal del Jurado; una reforma que imponga un  control psicotécnico periódico a quienes tanto poder asumen en su mano para detectar posibles situaciones que afecten las facultades psíquicas de quienes ejercen funciones jurisdiccionales, algo no previsto, pues parece que un Juez no es susceptible de sufrir un trastorno psíquico y   que pierda la cabeza, como puede pasarle a cualquiera.

 En cualquier caso, este tipo de noticia, estas imputaciones, estas situaciones, erosionan aún más la imagen de la Justicia Española y ponen de manifiesto que no hay institución que se libre de los males de estos tiempos.




Manuel Alba
Tel: () -
Email: abogadoalba@hotmail.com
Poblacion: Marbella
Mi Web/Blog
- Mis imagenes
- Mis eventos
- Mis articulos
- Mi comunidad
- Mis enlaces
- Mi codigo QR
- Mi curriculum
- Registro de contactos
- Contactar
Textos legales
Servicios
- Ayuda
- Booking
- Guia de usuarios
- Foro global
- Inmobiliaria



Visitas totales: 94922 | Visitas de hoy: 530