Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.
Si continúas navegando en esta página o haces click en la página,
consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies.
  
5229
¿Por qué?
¿Mi clave?
  LOGIN  
Web/Blog y Red Social de
MANUEL ALBA




malba.worldofgalina.com

Reactiva tu Web/Blog, con una de las 2 opciones:
  • Haz  LOGIN   y entra en tu PANEL DE CONTROL.

    Tu web se reactivará gratuitamente para los siguientes 30 días


  • O hazte  Amigo de los Arboles   y se reactivará para 1 año

    Coste de activación: 35 € para un año

    Setup Digital dedicará el importe de renovación al proyecto ADLA de Amigos de los Arboles
EN ESTE MOMENTO:
SOLO LAS FUNCIONES BASICAS SON OPERATIVAS


FUNCIONES MOVIL
  • Mensajes
  • Foro
  • Contacto mensaje

ORDENADOR Y TABLETA

FUNCIONES OPERATIVAS
  • Mensajes
  • Foro
  • Contacto mail
  • Contacto mensaje
  • QR
CUANDO ACTIVES TU CUENTA:
DISPONDRAS DE TODAS LAS FUNCIONES

Podrás gestionar y publicar en tu propia web

  • Productos
  • Noticias
  • Eventos
  • Reservas
  • Artículos
  • ...
Podrás gestionar tu propia comunidad de usuarios

  • Corresponsales
  • Suscriptores
  • Clientes
  • Contactos
  • Delegaciones
  • ...

Gestionar y publicar

  • Ofertas
  • Promociones
  • Novedades
  • Albumes de fotografías
  • Anuncios en 96 portales web
  • ...
Dispones de

  • Mensajería instantánea ordenador tableta y movil
  • Tu propia red social en tu propia web
  • ...
Contactos
Suscriptores


Mis contactos



Patrocinadores
Una Constitución y una bandera


La lectura de los periódicos nos predispone a pensar que el nuevo año poco va a cambiar el panorama incierto de esta convulsa España, siempre inacabada, siempre en una continua búsqueda de su razón de ser. Ortega consideraba que se necesitaba un proyecto, una tarea común de todos los españoles, para regenerar y dar coherencia a una España que desde que comenzó a dejar de emprender grandes gestas inició su camino hacia la disolución…. Pero si en la época del filósofo madrileño ya era difícil precisar y acometer esa tarea común, en nuestros días es imposible, absolutamente inalcanzable.Nos hemos ido afirmando en una cultura, por llamarla de algún modo, hemos desarrollado un esquema de convivencia, por decir algo, enel que se consagra lo diferencial, lo distintivo, lo particular, y lo hemos hecho a conciencia, de modo voluntario y asumido, a través de la configuración en el texto de la Constitución del llamadoEstado de las Autonomías, que se ha desarrollado de modo desequilibrado, asimétricamente, yen el que se ha llegado demasiado lejos… Ahora, ¿Qué proyecto común cabe emprender?

Los españoles se han ido adaptando a este sistema de particularismos, incluso las nuevas generaciones se han ido formando en unos principios y bajo unos condicionantes que les ha generado el sentimiento de que España no es lo primero, sino, en todo caso, lo segundo.La asunción de competencias en materias tan fundamentales como educación, cultura y enseñanza ha permitido que en cada región autónoma, muchas de ellas forjadas artificialmente y bajo presupuestos falsos, creadas a base de torcer la verdad histórica, se haya ido formando a las nuevas generaciones de ciudadanos en la idea de que lo primero es su región, su hecho diferencial, que si no existía se ha inventado, sus peculiaridades diferenciadoras, de tal modo que hoy el ciudadano es más extremeño que español, mas murciano que español, más andaluz que español…., y en esa tesitura, el cultivo de las particularidades provincianas y la potenciación de lo que nos separa impide cada día más la posibilidad de defender un concepto unitario y uniforme de España.

El Estado se ha debilitado de tal modo que por mucho que se consagre en el articulado del texto constitucional la idea de una unidad indisoluble, la realidad es que no se respira ese sentimiento….Y ahora, cuando se mantiene el pulso de los nacionalistas catalanes al Estado, y cuando ya empiezan a removerse los particularismos de las demás regiones, aunque sea en voz muy baja, casi imperceptible, sacando del cajón el argumento de “pues si los catalanes lo quieren, nosotros también”, hay quien se pregunta qué es lo que tan mal se ha hecho, dónde está el fallo…

Tener el atrevimiento de acometer el levantamiento de la venda que ciega a los españoles es un osado desafío, pero hay que decirlo: el error está al principio, en el punto de partida, en el momento en el que se afrontó la transformación del sistema político y se optó por una política de pactos, dándoles un valor, un peso específico y un poder de decisión a quienes no tenían respaldo ni legitimación suficiente.El prurito de la herencia franquista y la necesidad de tapar con una densa cortina de democracia aparente los casi cuarenta años de régimen autoritario llevóa la toma de opciones y decisiones que no eran sino una bomba de relojería instalada en la línea de flotación de la Patria….El fracaso del Estado de las Autonomías como instrumento de articulación de una convivencia armónica entre todos los españoles y su triunfo como herramienta de desarticulación del sentimiento de lo común, de lo unitario, de lo español, en definitiva, es hoy palpable y manifiesto, y no creo que nadie con mediana formación pueda pensar que esta situación no fuese prevista por los artífices del proyecto constitucional, no puedo pensar que Manuel Fraga, por ejemplo, o Gregorio Peces-Barba, Jorge Solé Tura, o cualquiera de los otrosencargados de redactarlo pasasen por alto la posibilidad de que a medio o largo plazo el fracaso llevase a la ruptura. No se quiso tomar como guía el texto constitucional de la II República, tan alabada y reverenciada. Es curioso que ni los más fervientes defensores de aquel fracaso político hayan aludido jamás, en todos estos años, al tratamiento que en el Título Primero, bajo la rúbrica de “Organización Nacional”, la Constitución de 9 de diciembre de 1931 daba a las autonomías regionales, como establecía el régimen de competencias y de qué modo controlaba el Poder Central la educación y la cultura, reservándose la inspección del sistema educativo y preservando la prioridad del idioma común, el español, al que siempre llama lengua castellana, sobre las lenguas regionales.

Ahora que se producen desafíos al Estado, y que no hay capacidad efectiva de respuesta, tampoco nadie quiere acordarse de la contundencia con la que esa II República que muchos de los que se sientan en los escaños de los parlamentos regionales y de las Cortes Generales tanto admiran y añoran, trató el desafío catalán…¿No recuerdan a Azaña? Pues deberían recordar las palabras de su diario, momo cuando se queja de : “las muchas y muy enormes y escandalosas pruebas de insolidaridad y despego, de hostilidad, de “chantajismo” que la política catalana ha dado frente al gobierno de la República”.. Y también anotó: “Y si esas gentes van a descuartizar España, prefiero a Franco. Con Franco ya nos entenderíamos nosotros o nuestros hijos, o quien fuere, pero estos hombres son inaguantables. Acabarían por darle la razón a Franco”

.Me causa asombro que comunistas y socialistas se subiesen al tren del regionalismo y se hayan convertido en fervorosos cofrades del sistema autonomista o, incluso, más allá cuando fueron siempre inflexibles con la idea de unidad nacional, unidad que defendieron durante la República contra viento y marea, unidad impuesta, además, por sus propios fundamentos ideológicos que siempre fueron supranacionalitas, internacionalistas. Me causa estupor que el Partido Socialistareivindique una modificación constitucional para adoptar un sistema de Estado Federal que nunca defendió, que nunca se planteó a lo largo de la Historia, en definitiva, no acabo de entender que quienes defendieron confirmezarigor la unidad de España frente a unos separatismos y regionalismos que consideraban ranciamente burgueses y provincianos hoy se hayan convertidos en paladines de las desigualdades entre los pueblos y los ciudadanos españoles.

Hoy, cuando los medios de comunicación siguen bombardeándonos con las noticias sobre las impertinencias separatistas, sobre los desafíos al Gobierno endeble y claudicante y, lo que es más graves, su insolidaria falta de respeto al pueblo español, no puedo ser optimista… el proceso de disolución de España avanza a ritmo acelerado…. Un ritmo impuesto por la ignorancia y la desinformación de una ciudadanía que ya cree más en lo que diferencia a unos de otros que en lo que les une, incluso llegando al más absoluto y patético de los ridículos al utilizar ciertos símbolos… Sí, porque para mayor estupidez, cada vez que hay una reivindicación regionalista, una manifestación o un acto de afirmación frente al Estado, sea en Cataluña, en Andalucía o donde fuere se saca un símbolo sin saber sobre él absolutamente nada.Si, se ondea la Bandera de la II República, la tricolor, ignorando su verdad, su significado, un significado que alguien como yo elogio y ensalzo, yo, que no tengo nada de republicano, al igual que reivindico el trato a las regiones que se reguló acertadamente en la Constitución de 9 de diciembre de 1931, manifiesto mi respeto por esa banda morada de la tricolor. En efecto, y con la matización de una confusión entre el carmesí y el morado, esa bandera fue regulada por decreto de 27 de abril de 1931 en el cual se argumentó lo siguiente: “ Hoy se pliega la bandera adoptada como nacional a mediados del siglo XIX. Deella se conservan dos colores y se añade un tercero, que la tradición admite por insignia de una región ilustre, nervio de la nacionalidad, con lo que el emblema de la República, así formado, resume más acertadamente la armonía de una gran España”. Esa región es Castilla.¿Sabrán esto los que la agitan en los actos regionalistas y separatistas?¡No hay símbolo más reivindicativo de la unidad de la Patria que la Bandera de la II República!

Yo defenderé siempre el trato exquisito y rigurosamente acertado del tema autonómico, la defensa de la unidad nacional y del idioma común y los mecanismos de control sobre las regiones autónomas de aquella Constitución, y es más, reivindicaría que si alguna modificación se hiciese al respecto en la Ley Fundamental vigente esta consistiese, precisamente, en reproducir textualmente el articulado de la misma, y nunca dejaré de respetar la Bandera que no puedo compartir por mis propios ideales pero que defiende en sí misma como ningún otro símbolo la unidad de una España que se muere.


Manuel Alba
Tel: () -
Email: abogadoalba@hotmail.com
Poblacion: Marbella
Mi Web/Blog
- Mis imagenes
- Mis eventos
- Mis articulos
- Mi comunidad
- Mis enlaces
- Mi codigo QR
- Mi curriculum
- Registro de contactos
- Contactar
Textos legales
Servicios
- Ayuda
- Booking
- Guia de usuarios
- Foro global
- Inmobiliaria



Visitas totales: 94878 | Visitas de hoy: 486