Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.
Si continúas navegando en esta página o haces click en la página,
consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies.
  
5229
¿Por qué?
¿Mi clave?
  LOGIN  
Web/Blog y Red Social de
MANUEL ALBA




malba.worldofgalina.com

Reactiva tu Web/Blog, con una de las 2 opciones:
  • Haz  LOGIN   y entra en tu PANEL DE CONTROL.

    Tu web se reactivará gratuitamente para los siguientes 30 días


  • O hazte  Amigo de los Arboles   y se reactivará para 1 año

    Coste de activación: 35 € para un año

    Setup Digital dedicará el importe de renovación al proyecto ADLA de Amigos de los Arboles
EN ESTE MOMENTO:
SOLO LAS FUNCIONES BASICAS SON OPERATIVAS


FUNCIONES MOVIL
  • Mensajes
  • Foro
  • Contacto mensaje

ORDENADOR Y TABLETA

FUNCIONES OPERATIVAS
  • Mensajes
  • Foro
  • Contacto mail
  • Contacto mensaje
  • QR
CUANDO ACTIVES TU CUENTA:
DISPONDRAS DE TODAS LAS FUNCIONES

Podrás gestionar y publicar en tu propia web

  • Productos
  • Noticias
  • Eventos
  • Reservas
  • Artículos
  • ...
Podrás gestionar tu propia comunidad de usuarios

  • Corresponsales
  • Suscriptores
  • Clientes
  • Contactos
  • Delegaciones
  • ...

Gestionar y publicar

  • Ofertas
  • Promociones
  • Novedades
  • Albumes de fotografías
  • Anuncios en 96 portales web
  • ...
Dispones de

  • Mensajería instantánea ordenador tableta y movil
  • Tu propia red social en tu propia web
  • ...
Contactos
Suscriptores


Mis contactos



Patrocinadores
Ser español, dura carga


Francisco de Quevedo llevo un día al papel una sensación de hastío que le producía la situación  de la  España de su tiempo, y escribió un magistral poema titulado “Cansado estoy de la Corte” del que destaco unos versos:

“Harto de ser español
Desde el día en que nací
Quisiera ser otra cosa
Por remudar de país”

Esta sensación creo que es compartida por muchos de los que hemos nacido y vivimos en esta España que no se sabe si es o si no es, si vive, agoniza o murió… Porque vivir en España, ser español y sentirse como tal es un ejercicio de difícil ejecución en un tiempo como el que corre. Ser español impone, desde luego y como primera premisa, creer en España como proyecto y ser consciente de que se cree en una quimera,  que se empeña uno en creer el algo que dejo de existir desde el mismo día que se generó como unidad de destino común de los pueblos que la integran.

Fue ese Rey Felipe II, tan adorado y apreciado por muchos quien comenzó el proceso desintegrador que comenzó con los Países Bajos y que hasta ahora, y no se sabe por cuánto tiempo más, terminó con la entrega de las provincias españolas del Sahara Occidental seis días antes de la muerte de Francisco Franco. La labor integradora de siglos se tronco en un progresivo proceso de disolución causado por intereses, por obcecaciones o por ambiciones desmedidas de traidores glorificados como héroes como fuera el caso de esos personajes a los que se les rinden aún honores que aprovecharon la situación de los primeros años del siglo XIX para dar rienda suelta a sus pretensiones de poder, fama y fortuna: San Martín y Bolívar.  No se puede acusar a unos menos que a los otros de haber potenciado esa sangría territorial, puesto que antes del Sahara, fue Guinea Ecuatorial abandonada a su suerte bajo la máscara de la independencia. El Sahara y Guinea eran provincias españolas con todas sus consecuencias y con toda su plenitud, no eran colonias, no eran territorios sometidos. Y es importante reflejar que fue en tiempos del Régimen de Franco cuando España se desprendió de esas provincias… Presiones internacionales  y muy especialmente de Naciones Unidas obligaron a esta última desmembración de aquellos territorios africanos. (Nadie, por ejemplo, puede pensar que Martinica vaya a dejar de ser un departamento francés de ultramar ni que   franceses y holandeses vallan a dejar Saint Martin).

A finales del siglo XIX y principios del XX se generaría el fenómeno nacionalista disolvente de los territorios de las Provincias Vascongadas (me niego a llamarlas de otro modo) y de Cataluña, y desde entonces venimos cargando esta cruz sin solución de continuidad. La indolencia, dejadez y cobardía de los Gobiernos de España nos llevan a un momento en el cual estamos coaccionados y amenazados constantemente con nuevas disgregaciones en la Patria. Algunos argumenta que por mucho que se pretenda por parte de los traidores que promueven estos movimientos, el contexto internacional lo impide, olvidando que ese contexto es tan mutable como lo fueron los famosos Principios Fundamentales del Régimen de Franco y que cambia según corran los intereses. La Constitución tiene mecanismos para evitar la separación pero se ignoran por miedo, el estado Español,  consumido en sus corrupciones, no se atreve a utilizar el legítimo recurso a imponer el orden en esta situación. Para colmo se trató de frenar el impulso separatista con una articulación del Estado bajo  una fórmula pseudofederalista, que no siendo ni carne ni pescado solo ha servido para fomentar nacionalismos artificiales añadidos, porque ni Cataluña ni las Vascongadas son históricamente entidades nacionales, y mucho menos el resto. Si lo hubiesen sido otro curso habría tenido la Historia de España, y su influencia se habría hecho ver en momentos más álgidos. ¿Dónde estaba ese nacionalismo histórico en la Guerra de la Independencia, por ejemplo? ¿acaso el nacionalismo vascuence no surge del integrismo y absolutismo carlista,  cuya pretensión no era separatista sino  el ejercicio del Poder en el reino de España al modo de Fernando VII, el infame?

Recientemente leí una entrevista al que se dice ser padre del desatino en que vivimos, al Profesor Clavero Arévalo. En los días previos a ser nombrado Ministro, en su clase de Derecho Administrativo de la Universidad de Sevilla defendía una descentralización administrativa a la italiana… días después comenzaba el proceso de gestación del Estado de las Autonomías.  Se siente muy orgulloso de ello, del café para todos, de crear nacionalismos donde ni se esperaban ni se pensaban… ¡que la historia le perdone! Hoy vivimos inmersos en la confusión, y en la sangría, que suponen diecisiete estaditos dentro de España, con toda el entramado que ello supone y el consiguiente despilfarro, hoy se intenta, por ejemplo, que los descendientes de aquellos hombres y mujeres que repoblaron el sur de la península en la reconquista, asentándose en los territorios de los cuatro reinos que hoy configuran la mal llamada pero bien instituida Andalucía,   Hoy no se puede defender la esencia castellana del sur de España, pues se ha logrado consolidar la idea que un puñado de románticos del siglo XIX, extranjeros en su mayoría, fueron configurando de una tierra exótica con costumbres distintas al resto del país y que Mohamed Infante, como le gustaba llamarse desde 1924 al Notario de Coria, en sus delirios africanistas, pretendió incorporar al mundo islámico.

Haber nacido en la España que culmina su desmembramiento es algo de lamentar y que muchos llevamos con resignación estoica, recordando también unos versos de Luís Cernuda, contenidos en su poema “Es Lástima que fuera mi tierra”:

“Sí, soy español, lo soy
A la manera de aquellos que no pueden
Ser otra cosa: y entre todas las cargas
Que, al nacer yo, el destino pusiera
Sobre mí, ha sido esta la mas dura.
No he cambiado de tierra.
Porque no es posible a quien su lengua une,
Hasta la muerte, al menester de la poesía”.

 


Manuel Alba
Tel: () -
Email: abogadoalba@hotmail.com
Poblacion: Marbella
Mi Web/Blog
- Mis imagenes
- Mis eventos
- Mis articulos
- Mi comunidad
- Mis enlaces
- Mi codigo QR
- Mi curriculum
- Registro de contactos
- Contactar
Textos legales
Servicios
- Ayuda
- Booking
- Guia de usuarios
- Foro global
- Inmobiliaria



Visitas totales: 94925 | Visitas de hoy: 533